Sigilo


domingo, 19 de marzo de 2017

PARA QUE SE SEPA

En su piel,
primer tibieza
del mundo
en las madrugadas.
En el silencio
que todo lo pulveriza.
En la  poesía,
respiración del alma;
vive,
es,
el  hombrecito
que soy.


martes, 14 de marzo de 2017

VOY

Voy hacia el niño
que espera allá
al fondo del tiempo.
No ceso de ir.
Lo que se fue perdiendo
en el camino
en realidad
nunca lo tuve,
nunca fue mío.
Podría decirse,
a esta altura,
que la piedra en el zapato
es casi, casi
una hermana.
Y que llevo conmigo
y me lleva,
la terca insistencia

de intentar decir el silencio.

jueves, 9 de marzo de 2017

LA TOGA

Debo tomar una decisión.
Sostenerla ante mí.

Mientras tanto
va conmigo a todas partes.
Se sienta a mi mesa.
Vamos al super
y  al fútbol
los sábados por la tarde
con el grupo de veteranos.
Abrazamos juntos
a mi compañera
en sueños.

Debo sopesar el peso
de sus consecuencias.
No todo es
blanco y negro en esta vida.
Hay grises y dentro de los grises
hay muchos.

Un día
ni temprano
ni tarde
(lo justo en caso de serlo,
también tiene que ver con esto )
llegará su hora.

Será en un pasillo
en donde no entra
nadie más.

jueves, 2 de marzo de 2017

UN VALLE

El silencio en medio del día
es como un valle.
Viaja por el cerebro
la sangre , los pulmones.
Su mano de aire
barre todo el ruido;
la  hojarasca de  mentiras,
 falacias , medias verdades,
que se adhiere a las arterias del alma.
Ahora si en el vacío
vuelve a oírse nítida
 la musiquita.
Ahora si
de una buena vez
el pan es pan,
el vino, vino.

viernes, 24 de febrero de 2017

AFUERA

Un avión pasa sobre el patio.
El padre hace que el niño lo mire.
El abuelo sonríe y mira
como el niño mira con su padre
el avión que pasa.

Recuerda cuando llevaba a su hijo
a ver salir y llegar los aviones
junto a la tela del aeropuerto
( una mesita, sillas plegadizas,
unos criollo y equipo de mate).

El poema toma el instante
en que el abuelo mira
al padre y al niño
mirar al avión que pasa
justo arriba del patio.

Su navecita lo llevará
afuera del tiempo.

Allí seguirá siendo.

Sin muerte.

viernes, 17 de febrero de 2017

MIL HORAS

Hay tiempos yermos.
Tiempos en que la vida
pasa  lija por el pecho.

La poesía por entonces
parece haberse ido
a otro barrio.

Toco su puerta.
Hago palmas.
La llamo por su nombre.
Y nada.

No quiere verme.
No quiere hablar.
No quiere oírme.


Duele mucho estar sin ella.

Habrá que armarse de paciencia.

Nada nuevo bajo el sol.

Ella es quien abre
y cierra la puerta.

La que entra
y la que se va.



domingo, 12 de febrero de 2017

SACO Y CORBATA

Ocho de la mañana.
En la fila para entrar al banco.

Una entrañable emoción
sube por el cuerpo.

Tras muchos años
dos hermanos
que  se negaron tres veces,
se reencontraron.

En la fila , como corresponde,
cada uno en lo suyo.
La mayoría
salvo  excepciones,
mirando el celular
( parecería que allí
hay algo que todos buscan).


Un hombre de saco y corbata
espera para entrar al banco.

Por dentro,
a un niño  le galopa
el corazón.
Su hermano lo abrazó de nuevo
y le dijo te quiero.